Desallotjament per la força de la Plaça d’Islàndia i de l’acampada de Manacor

L’Acampada de Manacor també ha estat desallotjada. Els Indignats de Llevant han comunicat que ha estat  pacífic i que, tot i així, alguns s’han quedat a dormir a la plaça en condicions bastant dures.

[6:00] S’ha celebrat una assemblea extraordinària al Parc de la Mar i s’ha convocat una concentració avui a les 19 h a la Plaça d’Islàndia. També s’ha redactat un comunicat que es pot llegir més avall.

[4:00] Està essent una nit moguda per als indignats. La plaça d’Islàndia ha estat desallotjada entre la una i les tres de la matinada del diumenge al dilluns, just quan la ciutat dormia, amb un desplegament policial -entre local i nacional- desmesurat. Una cinquantena de persones s’han reunit a la plaça i finalment s’han desplaçat a la plaça de Cort per realitzar una assemblea. Als 10 minuts han aparegut prop d’un desena de furgons policials, envoltant la plaça i el grup de persones reunides ha decidit anar al Parc de la Mar per poder dur a terme amb tranquil·litat l’assemblea.

[0:39] Ens acaben d’informar que en aquest moment exacte estan desallotjant l’acampada de la Plaça Islàndia. Seguirem informant en saber més coses.

COMUNICAT DE L’ACAMPADA (www.acampadapalma.es)

A medianoche con nocturnidad y sin previo aviso Delegación de Gobierno ha ordenado a las fuerzas policiales del Estado desalojar el punto de información y a la gente que se encontraba en la plaza realizando una asamblea popular. Un fuerte dispositivo formado por nueve furgones, cuatro coches y ocho motos de policía local y nacional han interrumpido pretendiendo desacreditar un movimiento no-violento.

Rápidamente se ha extendido la noticia y muchas personas han acudido a ayudar teniendo en cuenta el protocolo de actuación que se debía efectuar ante un desalojo: poner a salvo el material de valor aportado voluntariamente por la ciudadanía y comunicarse con el apoyo legal del que se dispone para valorar las acciones inmediatas a realizar.

Posteriormente se ha decidido efectuar una asamblea extraordinaria en Cort para decidir los pasos a seguir en las siguientes horas, pero una vez ahí han vuelto a aparecer varios furgones de policía local y nacional que han forzado a trasladar la asamblea a los pies de la Catedral.

Teniendo en cuenta que en días previos la asamblea había consensuado reestructurar la acampada en un punto de información permanente superando así el gesto de seguir realizando la actividad nocturna en la plaza, se ha decidido convocar a una concentración para hoy lunes a las 19:00 de la tarde en la misma Plaza Islandia para denunciar la actuación de esta noche y reivindicar el espacio público como lugar de debate político.

Finalmente se ha decidido que este acto no va a interrumpir el normal funcionamiento de este movimiento y es por ello que las actividades y reuniones programadas van a seguir su curso.

Hacemos un llamamiento a toda la ciudadanía ya que han sido violados derechos fundamentales. Por eso, más que nunca, necesitamos máxima difusión de esta convocatoria y animamos a participar en el resto de asambleas de barrios y pueblos que están en marcha.

PODRÁN LLEVARSE  ALGUNAS MADERAS, PERO NO CREAN QUE POR ELLO SE LLEVARÁN EL MOVIMIENTO.

VN:F [1.9.10_1130]

LA NOTÍCIA SEGONS DBALEARS:

Dotacions de la Policia Nacional i de la Policia Local procediren anit a desallotjar els indignats de la plaça d’Espanya. Al tancament d’aquesta edició -les 01.15, una hora després que s’hagués iniciat l’operatiu- no s’hi havia registrat cap incident. Les persones que hi acampaven des de feia set setmanes retiraren els seus aparells i replegaren les tendes. Estava previst que després s’hi personassin els operaris d’Emaya per passar la mànega i les graneres per tot l’indret.

Una dotzena de vehicles cel·lulars es desplegaren a la plaça d’Espanya (rebatiada d’Islàndia) poc després de la mitjanit. El cap de l’operatiu es dirigí on era el grup principal dels indignats i els comminà a anar-se’n. S’intercanviaren unes paraules. No hi hagué cap mena de resistència, perquè el campament es començà a aixecar. En aquells moments, els indignats conversaven entorn d’un cercle. Alguns ja es preparaven per anar-se’n a dormir.

Uns metres més lluny del nucli principal hi havia un altre grup d’indignats amb tendes de campanya i, a un altre extrem, una desena de sense sostre que no s’identifiquen amb els indignats i que també havien de ser desallotjats. En total, una cinquantena de persones. La protesta va començar el 15 de maig passat. De llavors ençà, s’havien sentit moltes crítiques per la passivitat de les autoritats davant les pèssimes condicions higièniques de la plaça d’Espanya i la mala imatge que s’oferia de Palma.

LA NOTICIA SEGONS DIARIODEMALLORCA

­Unos treinta agentes de la Policía Nacional uniformados, y unos cuantos más de paisano, apoyados por policías locales, desalojaron anoche a los acampados del movimiento 15-M de la plaza de España de Palma, y también a los instalados en otras localidades como Manacor. El desalojo, que al cierre de esta edición no había registrado incidentes, pone fin a a una acampada que comenzó el pasado 17 de mayo al hilo de la concentración de esta corriente popular que reivindica una regeneración de la vida política en la madrileña puerta del Sol.
Poco después de las doce de la noche, al parecer siguiendo una directriz del ministerio del Interior que habría ordenado el desalojo de todas las plazas del país en las que quedaran personas del movimiento 15-M, unos siete furgones de la Policía Nacional se desplazaron hasta la plaza de España e informaron a los acampados de que disponían de un tiempo razonable para que desalojaran la zona, y que podrían recoger sus tiendas y enseres en un depósito de Emaya.
En el momento del desmantelamiento, que se desarrolló sin incidentes, habría cerca de un centenar de personas dispersas en dos grupos de tiendas, en uno de los cuales pernoctaban, cuando en los momentos más álgidos de este movimiento reivindicativo han llegado a dormir más de cuatrocientas personas.
Ajenos al inminente desalojo, los ´indignados´ habían convocado a través de Twitter un concentración para hoy frente a los consulados de EEUU, Alemania e Italia para pedir explicaciones por la presencia del buque prisión norteamericano USS Bataan en la bahía de Palma.
Atrás quedan mes y medio de talleres y asambleas para debatir todo tipo de asuntos seguidas por un mayor o menor número de personas, concentraciones para evitar desahucios, la gran manifestación que celebraron el domingo 19 de junio o caceroladas como la que montaron en Cort el 11 de junio, cuando 300 miembros de este movimiento consiguieron deslucir la toma de posesión del nuevo alcalde palmesano, Mateu Isern y tres jóvenes que se encaramaron al balcón consistorial fueron detenidos por “desobediencia y resistencia” a la autoridad. No obstante ésta no ha sido la tónica del 15-M, movimiento que siempre ha sido pacífico.

La acampada del movimiento 15-M en la plaza de España, que se inició el pasado 17 de mayo, ha tenido sus momentos estelares y sus momentos críticos. Entre los primeros, la gran cantidad de gente que consiguió congregar, unas 1.500 personas, en la asamblea que la noche electoral del 22 de mayo decidió mantener la acampada en la plaza de España. Antes, la noche del viernes previa a la jornada de reflexión, muchas personas se concentraron en los alrededores de la plaza para impedir un desalojo que parecía inminente pero que no se hizo.
Pero el verdadero éxito de este movimiento que reivindica una nueva forma de hacer democracia y que se ha opuesto, con éxito, a que se hicieran efectivos desahucios de personas por impago de alquiler, estuvo en la manifestación convocada el pasado 19 de junio y que, según su propio recuento, congregó a más de 15.000 personas al final de una marcha que se inició en Antoni Maura y recorrió todas las arterias céntricas de la capital.
No obstante, algunos hechos han perturbado la convivencia en este espacio reivindicativo. El más grave, la agresión sufrida por un indigente que pernoctaba en los alrededores de la plaza de España por, al parecer, unos jóvenes ajenos al movimiento 15-M. El malestar de algunas personas por la ocupación de esta plaza pública se hizo evidente con dos ataques. En el primero de ellos, el 15 de junio, un potente petardo colocado en el interior de una papelera perturbaba la tranquilidad de la rebautizada plaza de Islandia mientras que unos días después dos jóvenes en moto lanzaban unas bengalas contra los acampados.

Anuncis

Un pensament sobre “Desallotjament per la força de la Plaça d’Islàndia i de l’acampada de Manacor

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s