Cultures Juvenils

La nostra amiga, Aurora Alomar, ens ha fet arribar aquest article que ha elaborat:

 

Introducción

 

[1]Los grandes cambios de la historia han repercutido en los cuerpos de los ciudadanos, en el sentido de moldear según los esquemas de los proyectos triunfadores, cómo debía ser este cuerpo en sus dimensiones públicas y privadas. Y es de esperar ,que con las múltiples transformaciones que han habido en los últimos siglos en la sociedad occidental hayan tenido severas consecuencias en el ámbito de las dinámicas estructurales en torno a las cuales se organiza la estructura y la acción social. Estamos hablando de cambios como la mundialización de la cultura por vía de las industrias culturales, el triunfo del discurso neo liberal montado sobre el adelgazamiento del Estado y sobre la exaltación del individualismo, el empobrecimiento estructural y creciente de grandes sectores de la población, descrédito y deslegitimación de las instancias y disposiciones tradicionales de representación y participación, pérdida de la identidad dada por situación geográfica, etc. En este marco grupos de personas y sobretodo hablaremos y analizaremos los grupos de  jóvenes se unen entre si en busca de una identificación que el espacio geográfico y el Estado han dejado de proporcionar.  Estos elementos significan para los jóvenes afectaciones en su percepción hacia la política de Estado, en su percepción en el espacio y en su percepción del futuro. Ellos buscan un [2]reordenamiento individual de productos culturales en función del grupo personal y no de los cánones de consumo establecidos y consagrados socialmente porque no creen que les pueda servir, es decir, buscan la reconstrucción de identidades en el marco de la globalización.

El ser joven no es una etapa de transición entre el ser niño y el ser adulto ni tampoco comprende una edad biológica, es necesario entender este grupo social como sujetos de derechos y sujetos integrales. Así, creemos que la definición de juventud recojida en el texto de Francisco Cevallos Tejada, Definiciones sobre juventud , creemos que es pata para entender esta parte de la población y para introducir nuestro tema de estudio.

La juventud es una categoria construida culturalmente en contextos sociohistóricos y relaciones de fuerza determinadas, que parte de una lógica individual y colectiva diversa en la que confluyen éticas y estéticas, es decir, estilos de vida particulares, prácticas, imaginarios, y sentidos; todos ellos caracterizados por situaciones y condiciones sociales que se expresan en relaciones de confianza o conflicto con la sociedad y sus instituciones (…)como factores que la posicionan socioculturalmente en el tiempo y en el espacio.

 

La parte en que se menciona que los jóvenes se identifican entre ellos a través de relaciones de conflicto con la sociedad y sus instituciones, es la  parte crucial para entender nuestro estudio de los jóvenes y su participación en movimientos políticos o estudiantiles. Es este rechazo hacia  el poder y la política hegemónica el que hace posible la creación de estos movimientos juveniles para la construcción de movimientos contrahegemonicos o contraculturales. También, creemos que es muy importante el contextualizar sociologicamente y históricamente, como dice la definición ya que es necesario preguntarse porqué por ejemplo se vivió un mayo del 68 en Francia o el por qué existen estas movilizaciones de jóvenes en la sociedad Colombiana actual.

En nuestro trabajo, a partir de la observación y entrevistas a diferentes jóvenes en grupos políticos o estudiantiles analizamos sus prácticas y sus discursos sin perder dos dimensiones que según Rosana Reguillo Cruz es crucial para entender las identidades juveniles en el entramado de sus interacciones. Así, es importante tener en cuenta la [3]dimensión situacional que en ella se agrupa el análisis intragrupal de colectivos específicos y aun de los elementos extragrupales relevantes para la conformación de perfil del colectivo estudiado. Así como, el análisis de las diferentes adscripciones identitárias que se expresarían en el grupo.

Y por otra parte la dimensión contextual-relacional donde analizaríamos los elementos políticos, económicos y sociales que hacen posible la construcción de estas identidades sociales.

Siguiendo a Rosana Reguillo, nos explica que hay dos tipos de fuerzas aparentemente antagónica. Ella pone como ejemplo la ley de la gravedad para entender estas fuerzas. Una seria la centrípeda donde se mantendrían los cuerpos ligados a un centro que lo simboliza con la refundación del pasado. En este tipo de fuerza estaría nuestros grupos estudiantiles observados ya que no rompen, en este caso, con la forma política pero si buscan un cambio en las organizaciones y las maneras de ejercer e poder. En cambio,  la fuerza centrifuga estaría configurada por movimientos de jóvenes que buscan la automarginación frente a un presente que se percibe caótico y sin opciones.

 

Militancia y revolución
La mayoría de los jóvenes militantes en algún grupo político coinciden en que las principales motivaciones que sintieron a la hora de comenzar a participar en política fueron la necesidad de cambio y la solidaridad. Muchos jóvenes comienzan a militar aún descreídos de la política en sí misma pero impulsados por un gran sentido solidario.
[4]Situados en los margenes de la sociedad,  ya sea objetivamente o simbólicamente, los jóvenes, pese a las diferencias parecen compartir varias características:

-Poseen una conciencia planetaria, globalizada, que puede considerarse como una vocación internacionalista. [5]Nada de lo que pasa en el mundo les es ajeno como se puede observar en las múltiples luchas y resistencias que se multiplican en todo el planeta.

-Priorizan los pequeños espacios de la vida cotidiana como trincheras para impulsar la transformación global.

-Existe una selección cuidadosa de las causas sociales en las que se involucran. Sus protestas tienen dedicatorias explicitas y van de las grandes transnacionales a las policías y gobiernos locales.
Según la Organización de las Naciones Unidas, el término juventud además de reflejar una etapa etérea, se asocia a los primeros tiempos en la existencia de algo y puede ser sinónimo de energía, vigor y frescura. El comportamiento colectivo de los jóvenes tiene grandes efectos sobre la sociedad. Y por lo general implica importantes transformaciones. Los movimientos juveniles asumen formas contraculturales y revolucionarias en aspectos morales, sociales e incluso políticos, cuestionando activamente ciertos valores sostenidos a lo largo del tiempo, el poder legitimo de unos Estados autoritarios y evidenciar las promesas incumplidas por la modernidad. Los movimientos juveniles son para los jóvenes un espacio de encuentro e interacción directa o indirecta, donde se definen y construyen elementos de identificación y pertenencia que permiten la integración social. Un simple repaso por la historia permite evidenciar la importancia de las agrupaciones juveniles en la vida política. El famoso “Mayo Francés” en 1968; los inicios de los principales movimientos culturales como el hippismo a mediados de la década del ‘60, etc.

Ahora bien, los cambios, transformaciones sociales y, sobre todo, las experiencias vividas han provocado también que las nuevas generaciones descrean cada vez más de la política y busquen la propia política para modificar escenarios que creen que con la política de Estado o se consigue.

Es importante este punto de la militancia a algún grupo porque implica un doble etiquetaje peyorativo para el joven. Por una parte el ser joven, grácias a algunas campañas políticas y grácias a los medios de comunicación ha significado ser delincuente, peligroso, violento, etc. pero si a esta categoría se le suma el estar militando en un grupo político donde se está en contra de las políticas de estado significa que a ese “delincuente” se le tiene que sumar los estereotipos de antisistemas, terroristas, etc.  Y por tanto se refuerza el imaginario que atribuye a la juventud el rol del “enemigo interno” al que hay que reprimir por todos los medios.


[1]    pp.75. Emergencia de culturass juveniles. Nota del análisis de Richard Sennet en su libro Carne y piedra (1997)

[2]    pp.226. Juventud, Identidad y ciudad.

[3]    pp. 95. Emergencia de culturas juveniles.

[4]    pp.142. Emergencia de culturas juveniles

[5]          como es el actual caso de las reivindicaciones en España y que están teniendo un impacto de solidaridad de muchos jóvenes situados en otras partes del mundo hacia ese país

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s